Los cigarrillos electrónicos, qué son y qué no son.

Tras su aparición reciente en el mercado de los fumadores, el cigarrillo electrónico ha suscitado una gran cantidad de curiosidad y revuelo mediático. Se ha escrito mucho y este nuevo invento ha sido recibido con sorpresa, expectación y cierta intriga.

Poco a poco la simple consideración como curiosidad ha dado paso a la consideración por muchos como una verdadera alternativa al tabaco convencional. Los cigarros electrónicos pueden, sin duda, sustituir con grandes ventajas al humo del tabaco pero en la mente del consumidor medio aún queda un montón de dudas.

¿Qué son y qué no son?

Un cigarrillo electrónico es un dispositivo pensado para su uso por fumadores que, mediante la generación de vapor, permite replicar la sensación física de fumar, pero sin prácticamente ninguno de los inconvenientes:

  • No mancha y no huele.
  • No contiene elementos químicos perjudiciales.
  • Son mucho más baratos.
  • No queman.
  • Puede elegir la dosis de nicotina, o ninguna en absoluto.

1 No huelen. Como todos sabemos el tabaco, por sus componentes, impregna la ropa del fumador y de los que están a su alrededor, pelo, cortinas, paredes… Mancha los dientes y los dedos y deja esea aliento de fumador de un modo característico y a veces permanente, con consecuencias desagradables tanto estéticas como sociales. En cambio el cigarrillo electronico no mancha, ni quema alquitrán ni los elementos químicos del tabaco, es, básicamente vapor.

2 No contienen elementos químicos perjudiciales como puedan ser alquitrán, azufre, arsénico, acetona, mercurio o formaldehidos, entre una larga lista. Los componentes de su cigarrillo ahora los elige usted, y están listados por cada fabricante y sujetos a normativas sanitarias de consumo.

Básicamente la mayoría no difieren mucho del vapor de propilenglicol que se usa en cañones de humo de discotecas.

Otros están hechos sólo a partir de glicerina vegetal y aromas, y como consumidor dispone usted de numerosas opciones en el mercado para elegir.

3 Son mucho más baratos puesto que una vez hecha la inversión inicial en el cigarro, –que es bastante económica de por sí–, cada recarga tiene un coste que puede ser la mitad o un tercio o aún menos de lo que usted gasta hoy día en un cigarrillo de tabaco tradicional, dependiendo de las marcas.

Además los cigarrillos electrónicos no están sujetos a los impuestos que gravan el tabaco y progresivamente desciende su precio.

4 No queman ni lleva usted en la mano un elemento prendido incandescente, potencialmente capaz de quemar la piel, la ropa propia o de otras personas, o causar un pequeño o gran incendio. Los cigarrillos electrónicos se componen de una batería y una resistencia que vaporiza el líquido solamente durante el tiempo que usted realiza una calada.

5 No contienen nicotina, o la proporción que usted elija. Puesto que el e-líquido a vaporizar es de su elección, como consumidor puede elegir uno con el grado de nicotina que desee:

  • Sabor Fuerte – 24 mg de nicotina.
  • Completo – 18 mg de nicotina.
  • Medio – 12 mg de nicotina.
  • Ligero – 6 mg de nicotina.
  • Ultraligero – 4 mg de nicotina.
  • SIN NICOTINA – 0 mg

Además, debe usted saber que la nicotina, en sí misma no es una sustancia perniciosa para la salud. El motivo de evitar la nicotina es el de evitar su principal acción que es la de crear adicción para que usted siga consumiendo tabaco. Cuando usted fumaba tabaco, la nicotina le impedía dejarlo. Ahora usted puede, a su ritmo y gradualmente, elegir con libertad qué cantidad de esta sustancia contiene su cigarro electrónico.

Por todo ello el cigarrillo electronico es un producto realmente indicado para fumadores, y está significando para muchos de ellos una verdadera liberación de una adicción al tabaco, encontrando un aliado poderoso y adecuado en él.

¿Quieres conocer más acerca de su uso, modelos, sabores y propiedades? estaremos encantados de atenderte. Contáctanos.

Cigarros Electronicos
Register New Account
Reset Password
Compare items
  • Total (0)
Compare
0